miércoles, 7 de diciembre de 2016

Lautaro y Guacolda: Una ilustración de los indios blancos realizada por fray Diego de Ocaña


La ilustración de Lautaro y Guacolda realiazada por Diego de Ocaña.


Fray Diego de Ocaña (1565-1608) fue un religioso de origen español perteneciente a la Orden de San Jerónimo. Fue un misionero y explorador que viajó por América del Sur antes de establecerse definitivamente en México en el año 1605.

De Ocaña realizó numerosas pinturas e ilustraciones de los pueblos y lugares que conoció en sus exploraciones y que fueron registradas en sus obras entre las que destaca Relación del viaje de fray Diego de Ocaña por el Nuevo Mundo: De Guadalupe a Potosí (1599-1605).

Ahora bien, en Relación del viaje a Chile, contenida en la crónica de A través de la América del Sur (1608), De Ocaña realizó una significativa ilustración del kona o guerrero araucano Lautaro y Guacolda, su mujer –consignados por el poeta-guerrero Alonso de Ercilla y Zúñiga en su poema épico La Araucana, publicada en Madrid en tres partes en los años 1569, 1578 y 1589–. Esto, por cuanto esta ilustración describe en realidad a los indios blancos de los que dan cuenta cronistas como el conquistador y fundador de Santiago de Chile, Pedro de Valdivia, y los cronistas Alonso de Ovalle y Alonso de Góngora Marmolejo, entre otros. Así, Pedro de Valdivia sostuvo en una de sus cartas al Rey fechada en 1551 que la gente en Chile es crecida, doméstica y amigable y blanca y de lucidos rostros, así hombres como mujeres.

Alonso de Ercilla y Zúñiga registró también (1574), la existencia de los indios blancos en Chile según da cuenta en los versos del canto XXXVI:

La buena traza y talle de la gente
blanca, dispuesta es proporción fornida,
de manto y floja túnica vestida.

De modo similar, Alonso de Góngora Marmolejo en su Historia de Chile desde su descubrimiento hasta el año 1575, estableció que es gente bien agestada, por la mayor parte blanca, bien dispuestos, amigos en gran manera de seguir la guerra y defender su tierra.

Análogamente, el historiador Antonio de Herrera y Tordesillas en la Descripción de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano que llaman Indias Occidentales (1622), indicaba que la región del Reino de Chile es muy poblada de indios blancos, y está situado en las riberas de la Mar del Sur, que es Mare Magnum.

Y, por su parte, el jesuita Alonso de Ovalle en su Histórica Relación del Reyno de Chile (1646), dio cuenta del color blanco y rubio de esta gente [los indios], y hablan una lengua que ninguno de los que fueron a este descubrimiento la pudo entender.

Las leyendas que acompañan las ilustraciones de Diego de Ocaña indican: Lautaro. Este indio mató a la gente que fue con Villagrán, del Gobernador Valdivia. Este es el traje de los indios de Chile: Esta coraza de cuero de vaca crudío. / Esta arma se llama macana.

Y la leyenda sobre la blonda Guacolda señala: La bella Guacolda. Traje de las chilenas desde Coquimbo hasta el Valle de Arauco.

El manuscrito de la obra de Diego de Ocaña se encuentra en la biblioteca de la Universidad de Oviedo en España.

Rafael Videla Eissmann
7 de Diciembre de 2016.


* (Los textos de http://losvikingosenamerica.blogspot.com/ son exclusivos.
Se prohíbe su reproducción).