sábado, 6 de junio de 2015

Araucanía - Berchtesgaden


El mito es la verdadera historia.

 Descendientes de los antiguos araucanos con atuendos ceremoniales y máscaras –kollón– barbadas de Cautín, en la Región de la Araucanía, en el sur de Chile (Fotografía de Gustave Millet, alrededor de 1930).


Significativamente, los “atuendos” mágico-religiosos de la tradición de los antiguos y ya desaparecidos araucanos de la zona centro-sur de Chile guardan relación con una costumbre del sur de Alemania. ¿Coincidencia? Casualidad? ¿Sincronía?

Los atuendos de los araucanos se caracterizan por constituir una especie de “abrigo” de paja que cubre todo el cuerpo. Lo mismo acontece en Alemania con los Buttnmandl del valle de Berchtesgaden, aun cuando mucho de la celebración germana contemporánea esté revestida de factores cristianos. Al igual que en las representaciones de los araucanos, algunos de los Buttnmandl poseen cuernos sobre lo cual ha explicado el profesor Roberto Rengifo: Los cuernos han sido símbolos de dioses y héroes.

Resulta llamativo constatar que los araucanos portaban máscaras o kollón caracterizadas en su gran mayoría por la barba y los bigotes, factores fisonómicos usualmente ajenos a las poblaciones indígenas de origen protomongoloide y mongoloide de Asia. ¿Cuál es su origen entonces? ¿Cuál es el modelo del cual ha surgido esta representación tradicional en el Chili-Mapu?

 Los Buttnmandl del valle de Berchtesgaden en Alemania.


He aquí que nuevamente –aunque sea de modo indirecto– la evidencia de una población absolutamente distinta de la indígena, hecho que de modo necesario debiese replantear los dogmas de la historiografía oficial en torno al origen del hombre americano, los estadios de desarrollo cultural y la cronología del poblamiento. Esto, por cuanto las representaciones de las máscaras de los araucanos refieren a sus “ancestros”, es decir, a los antuipanko, los Hijos del Sol, el tronco ario-andino primordial, la población dolicoide de América de la cual nadie arriesga u osa escribir.

¿Cuál es su relación o conexión con los Buttnmandl de los Alpes? ¿Cuál es, en definitiva, el origen: Germania, Chile? Sin siquiera aventurar una respuesta después de siglos y siglos de manipulación y control por parte del cristianismo y sus agentes destructores del paganismo y las “idolatrías”, es plausible intuir una fuente de la cual esta representación haya surgido y que ha pervivido en el valle de Berchtesgaden, mas no así en la Araucanía, donde la tradición sacra y hermética de los lituche-araucanos se sumergió con el antiguo Sol.

Estos son los ecos de la Ante-Historia.

Rafael Videla Eissmann
5 de Mayo de 2015


* (Los textos de http://losvikingosenamerica.blogspot.com/ son exclusivos.
Se prohíbe su reproducción).